lunes, 19 de octubre de 2015

La luz que no puedes ver por Anthony Doerr


Premio Pulitzer de este año, y una vez mas una historia de amor y guerra o más bien de guerra y amor.

Utiliza el autor esa técnica narrativa que consiste en contar dos relatos independientes con personajes distintos y que contienen algún común denominador  los hechos van desarrollándose en paralelo hasta que confluyen en un punto y otra vez se separan. No es algo nuevo ni original, pero aunque es método de novelación un tanto trillado y facilón, está bien construido y bien ensambladas  ambas historias.

La novela tiene cosas excelentes, la recreación de Saint Malo, por ejemplo es más que notable, pero en algunos momentos falla el ritmo narrativo. Por otro lado debo decir que construye una bonita historia entre tanto horror y miseria humana, como un destello de esperanza  en las cualidades que el ser humano tiene y de su capacidad de sobreponerse  y brillar aún en medio de un clima de asfixiante alienación.

 Contempla a los personajes de ambos bandos enemigos como individualidades, que se comportan atendiendo a su propio carácter, obviamente determinado de manera incuestionable por las circunstancias extremas en las que viven, pero no cae en la  simple clasificación maniquea entre buenos y malos.

  Tengo que decir que lo que más me ha interesado de la novela es esa mirada que se posa sobre las personas que fueron protagonistas de esta historia de guerra, cuando han pasado los años,  y  de como siguieron con sus vidas arrastrando secretos y cicatrices . Se plantea una reflexión sobre la huella de la guerra en la vida de los individuos , en cada uno de ellos, en su familia. Es una perspectiva distinta a la que contemplan los libros de historia , que hablan de las naciones de manera colectiva.


  No es que me haya entusiasmado, pero creo que no es un libro vulgar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario