domingo, 14 de febrero de 2016

Judas por Amos Oz

De nuevo tengo la oportunidad de comentar un  libro de Amos Oz que es, sin dudarlo,  uno de mis escritores preferidos. Una vez más  se trata de una obra singular y de una altísima calidad, literaria e intelectual.

Judas es, mucho más que una novela que cuenta una historia, es una honda reflexión sobre una serie de  temas que a los lectores  de Oz nos resultan familiares como puede ser el tema de la traición, el estigma de los traidores,  y la idea de que en muchos casos esta es una cuestión de perspectiva.  Por supuesto el eterno conflicto entre los habitantes, árabes y judíos, de un territorio del que ambos se creen legítimos propietarios. Incluso  una interesante  visión histórica de como la fundación del Estado de Israel se cimento en unos pilares de imposible equilibrio, y de ahí la fragilidad disfrazada con una fuerza artificialmente mantenida. La relación entre las dos religiones; cristiana y judía, es también objeto de profundas reflexiones. 

Estos temas se envuelven en una historia intimista, con personajes, todos ellos muy simbólicos pero a la vez terriblemente humanos y reales. Y todo se desarrolla en su Jerusalén (el paisaje de su juventud hacia el fin de la década de los  cincuenta) que actúa como un personaje más. Oz hace vivir a sus  criaturas en un espacio que ya no es real, pero que lo fue, y parece que no puedan desarrollarse en otro medio que en el nostálgico pero preciso recuerdo que el autor tiene de su ciudad.


Judas es una novela extraordinaria, creo que no defraudara a nadie.

2 comentarios:

  1. como es uno de mis autores preferidos te digo Mar que este me ha gustado muchisimo y tambien tu comentario ,aunque me gustaria saber tu opinion sobre el final de la ¿novela?
    ana alonso

    ResponderEliminar
  2. Es un poco desconcertante, pero la verdad es que es una historia que no necesita un final . Creo yo

    ResponderEliminar