jueves, 25 de septiembre de 2014

El libro de mi destino por Parinoush Saniee

Esta es una Novela testimonio, la autora bajo un personaje de ficción, relata en primera persona sus vivencias, las de una mujer de familia tradicional Iraní, en el periodo que va desde los años previos a la Revolución que derroco al Sha hasta nuestros días. La realidad de la vida cotidiana de las mujeres, que en aquel momento empezaba a occidentalizarse y donde era natural encontrar mujeres que elegían usar Chador o Hiyab, o simplemente no ir cubiertas.  El acceso a la educación, incluso la universitaria, era una aspiración razonable para ellas. No sólo en Teherán, la capital del país, sino también en ciudades secundarias esos nuevos aires se abrían paso. Claro que había tensión entre las nuevas costumbres y las que provenían de la parte más radical de la tradición religiosa islámica, que consideraba normal la relegación mas absoluta de la mujer negándoles incluso la libertad de elección de esposo.


La Protagonista, Masumeh, sufre personalmente todo lo que significo el retroceso  que supuso la llegada al poder de los Ayatollad. El amparo legal que ofreció a la sociedad, el radicalismo religioso que entregaba a padres y hermanos la capacidad de decisión sobre el destino de sus hijas, hermanas y madres.



Masumeh es víctima de todo esto. A lo largo del relato nos muestra como fue que una chica inteligente, con aspiraciones académicas y laborales que aspiraba a elegir el hombre con quien construir una vida, es sometida y obligada por su propia familia. El sometimiento no es pacífico, lo cual, la lleva a padecer crueldades incontables. La aceptación del matrimonio concertado  como único camino para abandonar la casa paterna, la conduce por una serie de penalidades, siempre relacionadas con las convulsiones políticas y religiosas que han golpeado a Irán los últimos 40 años.



Es un libro muy interesante y revelador a la hora de entender las condiciones sociales de la mujer en ese país. Resulta creíble por dos razones; la primera es que el libro ha estado prohibido durante muchísimo tiempo en el propio Irán y la segunda y más importante, es que la autora sigue viviendo allí.  En otro comentario   sobre un libro testimonio sobre Afganistán, sugerí, que quizás las distancia del autor, que vive en estados Unidos, desvirtúa la realidad con una visión a veces nostálgica y  siempre mas cómoda que la de un Autor que permanece en su tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario