lunes, 10 de julio de 2017

Aviso de muerte, por Sophie Henaff

La segunda entrega de la serie de la Brigada de Anne Capestan, no decepciona. La utilización de los personajes que nos presentó en el primer episodio le dan de sobra para construir otra historia policiaca que se sostenga con más o menos similares características. Sobre todo, en lo que se refiere al desarrollo de la investigación por parte de la “brigada maldita” siempre en paralelo y a contrarreloj, para adelantarse a la que realiza la policía convencional.

Me encanta el peculiar elenco que compone el grupo y el pequeño universo que han creado para que sea refugio de sus vidas.

La única pega que le pongo es la imitación absurda y descarada que hace de Fred Vargas, a veces ridícula a no ser que sea un homenaje. Por ejemplo, el legendario Louis Kehlweiler de Vargas siempre iba acompañado de su sapo al que transportaba en el bolsillo de su chaqueta. Sophie Henaff, a su capitán Merlot en este segundo capítulo, le incorpora una mascota, una rata a la que trata de amaestrar con fines policiales. Es mucho más surrealista un sapo inútil que una rata policía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario