miércoles, 8 de enero de 2014

“Purga” y “Cuando las Palomas cayeron del cielo” por Sofí Oksanen

Hace dos años leí “Purga”, la primera novela de esta autora traducida al español. Me pareció extraordinaria por varios motivos. En primer lugar, el contexto histórico, que para mi era bastante desconocido. La historia reciente de las repúblicas bálticas, Estonia en concreto, que recientemente ha recuperado su independencia, pero sometida durante el siglo XX. Primero al poder bolchevique nacido de la revolución de octubre, que sometió a este pequeño país al yugo implacable de los primeros años revolucionarios en la Unión Soviética, a las terribles purgas, arbitrarias y generadoras de auténtico terror, y por ello muchos de sus habitantes acogieron la llegada de los alemanes en su avance hacia el norte durante la guerra, como una liberación, engañados por la promesas de recuperar su independencia, pero sobre todo esperanzados en librarse de la opresión comunista. Es suficientemente conocido que el régimen Nazi, sólo al principio restableció cierto orden en el caos en que se había convertido la administración y el gobierno, para inmediatamente ejercer su propia autoridad que degenero muy pronto  en una extensión de las mismas aberraciones que practicaban, tanto en Alemania como en los países ocupados por ellos. Al terminar la Segunda Guerra Mundial, en el reparto de Europa, los países bálticos volvieron a formar parte de la Unión Soviética,  y una vez más sufrieron las represalias los que  colaboraron con los alemanes, y de nuevo deportaciones. Y la falta de libertad y el terror que  fueron  característicos del mandato de Stalin.

En este espacio  comienza una historia que tiene su origen durante la ocupación alemana.  Con la vuelta al dominio soviético, las  circunstancias separan drásticamente a los miembros de una familia y, en la dramática reunión de dos mujeres de muy distinta generación, se va desvelando la propia historia hasta llegar al mismo sitio donde empezó todo.

Utiliza la autora una técnica narrativa que en capítulos cortos alterna presente y pasado, y consigue un ritmo perfecto y que sea el propio lector el que vaya uniendo los hilos que dan sentido a la trama.

Podría resumir el comentario sobre "Purga" diciendo que trata de cómo el miedo, la falta de libertad y la humillación, llevan al ser humano  a límites de miseria moral y cobardía  que resultan impensables en condiciones  normales, y también de la capacidad de supervivencia que se eleva sobre todas las demás circunstancias, para bien y para mal.  Es una novela  durísima y descarnada, pero me resulto sumamente interesante,  es por eso que cuando leí que había en le mercado una segunda -Cuando las palomas cayeron del cielo- rápidamente  la compre y la leí, con la esperanza de que fuese al menos igual de buena que la primera. Desafortunadamente no es así. 

"Cuando las palomas cayeron del cielo", se sitúa en el mismo paisaje geográfico, Estonia, y en mismo periodo histórico, siglo XX, dominación soviética, ocupación alemana, y vuelta a la órbita del autoritarismo comunista. En esta los personajes que vertebran la historia son dos primos de la misma aldea, que crecen juntos, pero cada uno de ellos tiene una forma de entender la vida y un carácter que les hace pasar por los turbulentos y difíciles tiempos que les ha tocado vivir. Una vez más la autora utiliza la técnica de desplazarse temporalmente en cada capítulo, pero en esta, no consigue ni ritmo ni claridad, y supongo que se debe a que no hay ningún criterio a la hora de narrar en uno u otro tiempo, la trama resulta tan confusa y es tan difícil seguir la evolución de personajes que cambian de nombre, según las distintas épocas, que se pierde el interés por el camino, y lo que pudo ser una interesantísima novela, si la hubiera diseñado de una manera lineal convencional, se convierte en una farragosa yincana en la que persigues  sujetos y lugares que son los mismos, pero que ahora se llaman de manera distinta. 

El tema de esta nueva novela es una vez más el efecto devastador que sobre el individuo provoca el miedo y sobre la sociedad un régimen totalitario de falta absoluta de libertad y sometimiento a reglas arbitrarias, sin posibilidad de defensa, que aboca a los primeros o bien a conductas heroicas o, en la mayoría de los casos, a utilizar los peores recursos del ser humano: la mentira, la traición y el chantaje. Y a la sociedad que los sufre las convierte en espacios siniestros donde no entra la luz.


Hago esta entrada para hablar de las dos novelas a la vez, porque me parecería injusto criticar la segunda sin decir lo buena que me pareció la primera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario